Conozca cómo alimentarse sanamente en Semana Santa

| |

Para este fin de semana se espera un aumento significativo del consumo de pescado y chocolates. Especialista de Clínica Los Leones aconseja cómo disfrutar de esta festividad a través de una alimentación saludable.

A tan sólo unos días de conmemorar Semana Santa, es habitual que millones de chilenos consuman en abundancia pescado el viernes santo y chocolate en la Pascua de Resurrección. Este último es lo más celebrado por los niños, quienes se levantan ese día con la esperanza de encontrar la mayor cantidad de huevos de chocolate.

No obstante, es importante cuidar de los excesos y mantener una alimentación balanceada, como bien aseguró Jennifer Bernal, nutricionista de Clínica Los Leones. “La recomendación del consumo de pescado es al menos dos veces en la semana. Los beneficios de su consumo, entre otros, son protección del riesgo cardiovascular, aporte de grasas saludables y minerales esenciales, Cualquier tipo de pescado que no se consuma frito, de alguna manera u otra, va a ser saludable, pero entre los con menos aporte de grasas están la reineta y merluza. Siempre es mejor prepararlos al horno, al jugo o cocido”.

Bernal advirtió que, dado el aumento de ingesta de pescado en Semana Santa, es vital realizar la compra en un lugar adecuado, fijarse en las características del pescado, tales como textura de la piel, olor y color, y no consumirlo crudo.

Respecto de los riesgos en la alimentación por el consumo excesivo de chocolates, en los habituales huevitos de Pascua de Resurrección, la nutricionista señaló que “la ingesta elevada de azúcar y, junto a ello, el desarrollo de otras condiciones como sobrepeso, obesidad, diabetes, colesterol alto y caries. Si bien no se recomienda prohibir el consumo, el llamado a los padres es a restringir los chocolates en los hijos y regular la cantidad que compren, ya que una bandeja de huevitos para cada niño triplica el consumo de azúcar recomendado para esa edad”.

En este sentido, Jennifer Bernal recomendó usar estrategias, como compartir bandejas o reemplazarlos por huevos con bajo contenido de azúcar. También indicó que es importante distribuir la frecuencia de consumo en varios días y no que los niños elijan cuánto chocolate comer.

Rutina de alimentación sana

La nutricionista de Clínica Los Leones destaca que no sólo en este tipo de alimentos, propios de Semana Santa, se debe tener cuidado para mantener una alimentación sana. Moderar el consumo de harinas (pan, arroz, pastas), beber abundante agua al día, reducir el consumo de azúcares y frituras y comer regularmente legumbres son algunas de las recomendaciones.

Además, la especialista de Clínica Los Leones aconseja comer frutas y verduras, pues “existen múltiples beneficios de consumirlas frecuentemente, con una frecuencia de todos los días al menos dos frutas y tres porciones de verduras. Principalmente aportan vitaminas y minerales que son favorables para nuestra salud. Por ejemplo, ahora que viene la época de los resfríos, manteniendo un buen sistema inmune (a través de la alimentación) podríamos evitar este tipo de patologías. Es importante consumirlas para prevenir enfermedades y ojalá no para tratarlas”, explicó.

Bernal considera relativa la afirmación de ciertas personas de que la alimentación sana cuesta caro, pues si bien reconoce que hay algunos alimentos más costosos que otros, siempre hay otras alternativas más saludables y económicas que la comida chatarra. Un ejemplo que le parece apropiado es que el consumo de pescado, escaso en nuestro país principalmente por el costo, pero advierte que puede suplirse con productos enlatados, respetando el lavado previo.

“Si miramos a futuro y cuidamos nuestra alimentación ahora, lo más probable es que estaremos evitando la generación de enfermedades. De ocurrir esto, nos ahorraremos los medicamentos y otros gastos médicos. Por lo tanto, que más que ser costosa la alimentación sana, yo lo veo como una inversión”, finalizó.

Agregar un comentario

Previous

Trucos para no comerse las uñas

Qué pasa con el ibuprofeno: lo que sabemos de la alerta francesa sobre los antiinflamatorios más consumidos del mundo

Next